Pan de espelta en molde

Pan de espelta en molde

Desde que me llegó a mi correo esta receta de pan de espelta del blog de El Amasadero no he parado de pensar en prepararlo. Supongo que era por las ganas de preparar pan y también por probar por fin hacer uno con espelta. Tantas eran las ganas que tan pronto como tuve un rato para acercarme a mi tienda habitual de harinas me fui para allá y me llevé una bolsita de harina de espelta normal e integral (mezcladas en una proporción de 1:0,5).

Por cierto que la dependienta me preguntó si preparaba el pan en la panificadora. ¿Panificadora? ¡no, por favor! Por lo que ella me contó, no te quita de estar pendiente del aparato para ir poniéndole los ingredientes pero ese no es el principal motivo para no tenerla. Lo que más me gusta de preparar pan -aparte de comerlo, claro- es disfrutar del amasado a mano. Los golpes rítmicos sobre la madera en el silencio de la cocina son casi como estar meditando. Sentir como se va calentando la masa con el calor de las manos y así libera poco a poco su aroma intenso a cereales y levadura… de verdad, quien cambia estas sensaciones por hacerlo en la panificadora, sin ser un caso de necesidad por dolor en los brazos por ejemplo, es que no lo ha probado nunca y no sabe lo que se está perdiendo.

No, yo lo preparo a mano como decía, y me sorprendió la espelta por lo fácil que es de manejar. De alguna manera esperaba que me costara conseguir una masa fina pero creo que está al nivel del trigo normal. Además compré espelta normal e integral (la mitad de la normal) y las mezclé en la misma bolsa. Las harinas integrales me suelen costar más de amasar pero tampoco fue el caso. Y a la vista del resultado, tanto por aspecto como por sabor, no será la última vez que prepare este pan.

Mi receta tiene una ligera variación respecto la del Amasadero, básicamente por las semillas que le puse por encima y que creo que le dan un toque interesante

Pan de espelta en molde

Pan de espelta en molde

  • 400 grs. de agua a temperatura ambiente
  • 300 grs. de harina de espelta
  • 150 grs. de harina de espelta integral
  • 150 grs. de harina de fuerza de trigo
  • 1 cdta. de levadura seca (recomiendo la del Amasadero)
  • 10 grs. de sal
  • 2 cdas. de semillas variadas (yo puse lino marrón, sésamo, pipas de girasol y mijo)

Como decía en la lista de ingredientes, recomiendo mucho la levadura seca que venden en el Amasadero. Hasta que la compré, nunca antes había conseguido esta miga tan esponjosa y perfecta.

  1. La noche antes prepararemos un poolish: mezclamos 100 grs. de agua, 100 grs. de harina de fuerza y la levadura. Tapamos la mezcla y la dejamos reposar entre 8 y 12 horas.
  2. Al día siguiente tendremos el poolish enorme y lleno de burbujas. Le añadimos el resto de las harinas, el agua y la sal. Lo amasamos en la amasadora o a mano (¿he dicho ya que no hay que perderse la experiencia de amasar a mano?) en la manera que lo hagamos habitualmente (amasados cortos, Bertinet, etc) y dejamos reposar la masa hasta que doble el volúmen alejada de corrientes de aire
  3. Pasadas unas 2 horas desgasamos la masa y, para darle la forma que hice yo, la dividimos en tres partes iguales. Nos untamos las manos con una gotita de aceite y damos forma de bola a las tres porciones. Las colocamos una al lado de la otra en un molde rectangular de unos 30 cms. de largo. Espolvoreamos las semillas por encima y dejamos la masa crecer de nuevo casi hasta el doble de volúmen
  4. Calentamos el horno a 225ºC. Cuando casi esté ponemos un recipiente tipo pyrex que resista bien el calor del horno. Allí echaremos un vasito de agua al meter la masa para formar vapor.
  5. Introducimos la masa con calor arriba y abajo y echamos el vasito de agua del paso anterior en el recipiente para formar vapor. Lo dejamos 15 minutos.
  6. Pasados los 15 minutos retiramos el vapor y bajamos la temperatura a 190ºC. Dejamos que se hornee 20 minutos más.
  7. Sacamos el pan del horno y, con mucho cuidado lo desmoldamos y lo ponemos a enfriar sobre una rejilla para que no se quede el culo húmedo. Cuando esté frío podremos disfrutar de un pan estupendo y facilísimo de preparar.

Pan de espelta en molde

Tendríais que haberme visto la cara cuando le he cortado la tapa y he visto esa miga maravillosa, me ha faltado poco para llorar de emoción.

Un consejo: si dudáis entre dos tamaños de molde donde hacer este pan, decantaros por un molde mediano-pequeño. Si la masa acabada de poner en el molde llega casi hasta el borde, cuando crezca durante el reposo y el horneado sobresaldrá y quedarán estas rebanadas altas con tanta presencia. Un pan casero para impresionar. Felicito al blog del Amasadero por tan excelente receta 🙂

 

Signatura

Anuncios

  1. Wouuu, con lo panarra que soy yo!! Esta va para la lista de los pendientes, fijo. Estoy de acuerdo en que no hay nada como hacer pan a mano, el amasado, fermentado, levado…. ummm es toda una experiencia, sin duda! No obstante, en casa tenemos panificadora y una o 2 veces por semana la tengo funcionando. El motivo …. ni más ni menos que mi vida no me da para más, lástima! y la panificadora me permite tener pan casero que, si quisiera hacerlo yo no podría. Eso no quita que, en cuanto tengo un hueco ahí voy y me pongo a amasar. Ya te contaré qué tal me sale.

    • Claro que sí, Verónica. Es normal que uses la panificadora en el día a día y luego disfrutes del proceso largo cuando tengas tiempo. Yo me pierdo lo de tener pan casero a diario por no tenerla, porque puedo hacer pan de fin de semana en fin de semana… y muchos fines de semana ni eso 😉
      Estoy segura de que te quedará perfecto. Ya verás qué saborcito y textura tan buenos 🙂
      Besos!!

  2. Me encanta el pan casero, es delicioso. Y ese olor que deja en la cocina, ¡una pasada!.
    El pan de espelta que has hecho te ha quedado perfecto. Me tocara probarlo el fin de semana 🙂
    Besos.

  3. Pingback: Verduras variadas al horno | KUINETES

  4. Angeles

    Pues me he liado la manta a la cabeza, y con panificadora o sin ella queda espectacular. Aunque considerando que llevo unos cuantos intentos sin nada de harina de trigo, este me ha parecido hasta demasiado fácil, porque sube y se esponja las veces q haga falta (cuando es 100% espelta no sube igual). Queda una masa bastante húmeda y no tan manejable como otras q he hecho con menos líquido. He usado levadura de panadero en bloque, y le he añadido un toque de yogur y copos de avena en lugar de semillas. Delicioso! Gracias por la receta.

    • Ángeles, me hace muy feliz leer tu comentario.
      Me gusta tu aportación del toque de yogur y los copos de avena. Lo probaré. ¿Como qué cantidad aproximadamente de cada?

      Muchas gracias de nuevo por tu comentario. Espero leerte de nuevo 🙂

      Un beso
      Silvia K

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: