Revista de primavera y zumos “detox”

Zumos detox

¡Parece mentira qué rápido pasa el tiempo!

El pasado 8 de Diciembre el primer número de la revista Blogirls salió a la luz con 5 recetas de entrantes de alrededor del mundo para celebrar una Navidad original.

Han pasado casi  4 meses y hoy ya tenemos el segundo número 🙂

Está dedicado a la primavera y hay un montón de caras ya conocidas y otras nuevas.  Ideas para decorar la terraza, cómo preparar galletas de comunión, huevos decorados, descubrir rincones de Londres y Amsterdam, decoración con minimacetas, técnica para aprender a pintar acuarelas… ¡hay tantas cosas interesantes en este segundo número! Es este:

http://issuu.com/blogirls2.0/docs/primavera2015

Yo esta vez he querido hablar de los zumos “detox”. Lo pongo entre comillas porque quiero diferenciarlos de estos batidos y zumos que nos venden como milagrosos e imprescindibles para depurar el cuerpo.

Nuestro metabolismo genera toxinas. En un cuerpo sano, los pulmones, riñones e hígado se encargan de eliminar todas estas moléculas nocivas. Cuando el cuerpo no está sano lo mejor no es tratar de eliminarlas mediante dietas milagrosas a base de zumos y batidos, sino pedir la opinión de un experto.

No podemos pretender eliminar los excesos de un año entero en una semana alimentándonos de zumos de verduras y frutas porque le estaremos privando de una indispensable dieta equilibrada.

Sin embargo, lo que sí es cierto es que las frutas, verduras y cereales nos aportan una serie de vitaminas y minerales que son muy necesarias. Si aprendemos a combinarlas en colores, sabores y texturas, prepararemos unos zumos y batidos exquisitos, sanos y sorprendentes. Estas son mis tres propuestas:

Zumos detox

Zumo de tomates, fresas, naranja, uvas y leche de coco (el rojo)

El más dulce y exótico de los tres y cargado de vitamina C. Está tan rico que parece mentira que además sea tan sano.

  • ½ tomate mediano
  • 6 fresas
  • 100 grs. de uvas sin pepitas y sin piel
  • 100 ml de leche de coco
  • 100 ml de zumo de naranja recién exprimida

Aseguramos que las uvas no tienen piel ni pepitas, pelamos el tomate, ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y los batimos hasta que quede un zumo.

Batido de piña, jengibre, leche de arroz y semillas de lino (el amarillo)

Tiene el sabor ácido de la piña matizado por la leche de arroz y el toque especiado del jengibre. No dejará a nadie indiferente. Facilita la digestión, es bajo en grasas, diurético, contiene una buena cantidad de fibra… ¡¡y el jengibre tiene propiedades afrodisíacas!! (o eso dicen)

  • 2 rodajas de piña natural
  • 150 ml de leche de arroz
  • ½ cucharadita de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de semillas de lino

Cortamos la piña en trocitos pequeños, descartando la piel y el corazón. Lo trituramos en la batidora. Si ponemos la leche de arroz nos será más fácil batirlo. Añadimos el jengibre y las semillas de lino y lo batimos unos minutos más hasta que quede todo bien mezclado.

Zumo de pepino, apio, miel y limón

El pepino y el apio ayudan contra la retención de líquidos, la miel es calmante y energética. La vitamina C que tiene el limón ayudara en la absorción del hierro y, por tanto, ayuda a nuestro sistema inmunitario.

  • Zumo de medio limón
  • ½ pepino mediano
  • 10 cms. de tallo de apio
  • 100 ml. de agua
  • 1 cucharada de miel

Pelamos el pepino y lavamos y quitamos los hilos del apio. Los ponemos en el vaso de la batidora junto con el agua, el zumo de limón y la miel. Lo trituramos y batimos durante unos minutos más hasta que quede un batido fino. Si nos queda demasiado espeso lo podemos alargar con más cantidad de agua, zumo de limón y miel.

Además de las propiedades nutritivas que tienen las frutas, verduras, cereales y semillas, son muy fáciles de combinar entre ellas. Algunas recomendaciones para que os animéis a crear vuestros propios zumos “detox” sanos de verdad:

  1. También comemos por la vista. Intentemos mezclar colores similares. Si mezclamos alimentos rojos con verdes, el resultado será una mezcla marronosa poco apetecible.

  2. Los sabores muy ácidos se pueden contrarrestar con el dulce (limón con miel o sirope de agave, por ejemplo).

  3. Un exceso de dulce se equilibra con algo de sal y, si nos atrevimos, con un toque picante

  4. Las leches de avena, arroz, almendra, soja… nos ayudan a hacer los batidos más líquidos sin perder sabor cuando hemos usado ingredientes con poca agua

Sólo tenemos un cuerpo y nos tiene que durar toda la vida. Tenemos que aprender a cuidarlo y respetarlo. Es la manera de conseguir un cuerpazo sano, cuidado y feliz.

Signatura

Anuncios

  1. Uau! Me encantan todos los zumos. Los pienso probar todos, aunque el que más respeto me da es que que lleva apio… No me gusta nada. ¿Se nota mucho en el sabor final?
    No hace falta decirte que aparte de recetas estupendas, tus fotos son igual o más estupendas. 😊
    Un beso grande! Y tenemos que organizar algo para vernos, que esto no puede ser.

    • Se nota el sabor a apio, no te voy a engañar. Aunque el apio no es un sabor muy intenso pero si no te gusta lo notarás 😉
      Lo que puedes hacer es tratar de sustituirlo por otra verdura o fruta de textura y color parecidos. Por ejemplo por unas acelgas, manzana, melón… las propiedades no serán las mismas pero para disfrutar de sabor sin remordimientos son igual de buenas
      Totalmente de acuerdo con lo de organizar algo 😉
      Besos!!!

  2. Desde que leí tu artículo en la revista se me antojaron todos, toditos, incluso el de apio que a mí sí que me gusta, ¡y mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: