Tarta de melocotón con masa brisa de chocolate

Tarta de melocotón y masa brisa de chocolate Tarta de melocotón y masa brisa de chocolate

Hoy quería presentar esta tarta, que la preparé hace unos días, hablando de las frutas de verano, del calor, de cómo apetece comer melocotones fresquitos cuando los sudores te invaden, de que los melocotones están entre aquellos alimentos a tener en cuenta para coger un bonito bronceado (los que lo cojan, no las personas blanco nuclear como yo) y cosas así. Pero resulta que ahora mismo, mientras escribo esto, la temperatura ha bajado a veintipocos grados (¡Síííííí! 🙂 ), está lloviendo (¡magnífico!) y, en resumen, que lo que veo por la ventana poco tiene que ver con el verano jejeje…

Bueno, mucho jejeje ahora que estoy a cubierto dentro de casa. Pero si os cuento lo de esta mañana… a mi, que tanto me gusta la lluvia y esas cosas, durante un rato que se me ha hecho eterno, he tenido que tragarme mis palabras.

Esta mañana nos hemos levantado, hemos preparado nuestras mochilas, nos hemos vestido de senderistas con palos y todo, bocadillos para comer y agua para parar un tren, nos hemos subido al coche y nos hemos ido al Montseny a hacer una excursioncita de las nuestras. En la previsión meteorológica de hoy para esa zona decía “nublado por la mañana y lluvias por la tarde”. Sin problemas, porque nuestra intención era subir al Turó de l’Home, comernos los bocadillos y bajar para estar en el punto de salida poco más tarde de después de comer. Y si llovía un poco, llevamos siempre los chubasqueros plegados dentro de la mochila.

Llegamos, aparcamos y empezamos a andar montaña arriba. Yo ya iba viendo que de vez en cuando asomaba alguna nube un poco más gris de lo normal. Quiero decir que no eran los típicos “borreguitos blancos”, pero como no me gusta ser alarmista, boca cerrada y seguimos caminando hacia arriba.

Tarta de melocotón y masa brisa de chocolate

Este fenómeno del “seguir caminando” tiene una consecuencia: que cuanto más caminas, más te alejas de tu punto de partida. ¡No, no! ¡No le quitemos importancia! Mientras todo va bien y está soleado… y no hace demasiado calor… y no estás cansado… dar un pasito más es una alegría porque es un paso menos hasta el objetivo. Pero cuando tienes que abortar misión y salir por patas maldices todos y cada uno de los pasitos que te han llevado hasta allí y el camino de vuelta se hace interminable.

Pues eso es lo que ha pasado. Que cuando ya veíamos la cima a relativamente poco trozo… ¡cu-cú! Sacan la cabeza por detrás de la cima unos nubarrones. Grises grises y feos feos. Y nosotros “bueno, nubarrones, si ya nos íbamos…”. Media vuelta con el culito apretado y a caminar montaña abajo. Aquí es donde entra el tema ese de que maldices cada pasito. Caminando hacia abajo, en un momento dado oímos un runrún. Ay ay ay… se oyen truenos :S Nos giramos y efectivamente; los nubarrones son más grises aún de lo que parecía, pero seguimos estando lejos. Caminamos más y cuando nos giramos de nuevo ya vemos que no mucho más lejos hay un cortinón de agua bastante espectacular. Y los truenos cada vez eran más seguidos, menos “runrún” y más “brrommm brrommm”. ¡Parece mentira qué rápido que avanza una tormenta y que lentos que somos los humanos! Bueno, no todos. Kilian Jornet hubiera bajado del Turó de l’Home a donde hemos aparcado como si le persiguieran una manada de lobos hambrientos. Pero los mortales somos muy lentos. Y un poco más adelante ya nos han empezado a caer las primeras gotas. Y los truenos “¡crash! ¡brrommm!”. Y los relámpagos también acosando.

De repente una furgoneta blanca, con las ventanillas bajadas y dentro dos ángeles caídos del cielo que nos dicen si queremos que nos lleven a algún sitio. Sí, por favor, a donde sea, que ya no tenemos más ganas de rayos, truenos y centellas. Y, como si las nubes hubieran estado esperando este momento, empieza a diluviar justo en ese momento. Llegamos al coche y más lluvia, más truenos, más rayos y hasta granizo.

Si alguna vez vuelvo a decir que me gusta la lluvia tenéis mi permiso para recordarme esta historia.

Conclusión, amiguitos: consultad siempre más de una previsión del tiempo, y sin dan datos diferentes, por si las moscas, nos quedaremos siempre con la más pesimista. Mejor anular la excursión que tener que lamentar 🙂

Y ahora sí. Volvamos a poner veranito y buen tiempo en nuestras vidas con esta tarta de melocotón hecha sobre masa brisa de chocolate.

Tarta de melocotón y masa brisa de chocolate Tarta de melocotón y masa brisa de chocolate

Tarta de melocotón con masa brisa de chocolate (para molde de 20-22 cms)

Para la masa brisa

  • 210 grs. de harina
  • 60 grs. de azúcar glas
  • 40 grs. de cacao en polvo
  • 125 grs. de mantequilla sin sal cortada a dados
  • 9 cdas. de agua fría

Para el relleno y la decoración

  • 350 grs. de melocotón pelado y sin hueso
  • 200 grs. de agua
  • 25 grs. de azúcar
  • 2 cdas. de Maizena
  • 2 hojas de gelatina

Preparación

Empezamos con la masa brisa precalentando el horno a 180º

1. Ponemos en un bol la harina, el cacao y el azúcar y los mezclamos bien. Añadimos la mantequilla fría y lo mezclamos hasta que quede como migas. Como es una masa brisa, no lo amasaremos, sólo mezclado con los dedos lo justo y sin que coja calor. Añadimos las cucharadas de agua fría y la mezclamos bien también sin amasar. Hacemos una bola con la masa y la ponemos a enfriar en la nevera envuelta en papel film durante 15 minutos.

2. Estiramos la masa y la ponemos cubriendo el molde. La pinchamos con un tenedor y la ponemos a enfriar en la nevera otra vez durante 10 minutos más. Pasado este tiempo la pinchamos y la horneamos en ciego durante 20 minutos.

Vamos a ir preparando el relleno, que es una crema de melocotón con un poco de gelatina para que tenga más consistencia.

3. Ponemos las hojas de gelatina en remojo.

4. Reservamos una pequeña parte de melocotón para hacer la decoración, que la haremos con el melocotón cortado a daditos muy pequeños. El resto del melocotón lo ponemos en un cazo con el agua y el azúcar. Lo dejamos hirviendo hasta que se ablande. Lo trituramos y lo ponemos de nuevo al fuego con la Maizena y la gelatina, removiendo bien para que no haga grumos. Cuando haya tomado la textura de una crema densa ya lo podemos retirar.

5. Rellenamos la base de masa brisa con la crema de melocotón y lo ponemos en la nevera hasta que solidifique la gelatina.

6. Finalmente para decorarlo esparcimos el melocotón y las virutas de chocolate haciendo algún dibujo

Tarta de melocotón y masa brisa de chocolateTarta de melocotón y masa brisa de chocolate

Esta es una tarta inventada, espero que os animéis a probarla y que os guste.

Y si habéis llegado hasta aquí después de la perorata que os he dado al principio, ¡enhorabuena y gracias, sois todo paciencia! 😉

Signatura

Anuncios

  1. Madreeeeeeee no se ni por donde empezar!!!! Primero de todo… pues si tu estás blanco nuclear, como me llamarías a mi??? Segundo… de qué te quejas??? no recuerdas cuando de niñas deseábamos que lloviera para ponernos bajo la lluvia, empaparnos hasta las cejas, y chapotear sobre los charquitos??? Charcazos era más divertido pero no nos dejaban… jajajajajaja Y tercero….. la tarta…. madreeeeeeee, menudo invento!!! Tiene que estar riquísima!!! Da igual que haga frío o calor………. yo quiero un trocito!!!!!

    • Bueno, es que tú me viste en el punto álgido de mi bronceado. De ese color ya no paso. Por más horas que me pongo al sol lo único que consigo es achicharrarme. Conclusión: ya no me tumbo al sol y aprovecho el tiempo para hacer cosas de provecho como… tartas de melocotón!! jajaja

      La lluvia me sigue encantando. Ahora te confieso que cuando llueve salgo a la terraza descalza porque me encanta sentir el suelo frío y húmedo en los pies. Pero los rayos en plena montaña al aire libre te los regalo!! 😀 Qué miedo, por favor!

      Si en realidad la tarta era el pretexto para contaros las aventuras de un koala en el Montseny. Podría hacer de ellas unos cuentos 😉

      Besote

  2. Aaaaayy Silvia, ho sento, pero m’he rigut una bona estona… jajajajajaja. Sento la vostra excursió fallida, pero segur que podeu tornar en qualsevol altre moment.
    La tarta de prèssec… espectacular!! Donen ganes de menjar-ne un bon troç!
    petons i bona setmana

    • I això que no ens vas veure per un foradet. Deviem tenir una pinta tots equipats, que semblava que haguessim atracat un Decathlon, amb la cua entre cames i baixant amb cara de pànic. Domingueros total.
      Gràcies, preciosa! Jo te n’enviaria un bon tros 🙂
      Petons!

  3. Ay!! Eres mi perdición!!

  4. Me muero si me hubiese pasado esto de los truenos en la montaña. ¡Qué miedo!
    La masa brisa con chocolate es genial. Probaré a hacer esta tarta sin duda, aunque no soy muy fan de los melocotones, pero aún así la probaré porque la combinación es perfecta. Un beso enorme Silvia! 😘

  5. Masa brisa de chocolate??! Y como no la he hecho todavía con lo chocoadicta que soy?! En nada me pongo manos a la obra que esta combinación con melocotón tiene que quedar increíble!

    Besos!

    • Yo suelo hacerla y siempre queda muy bien. Tienes dos opciones: o con cacao puro, que queda una masa con un toque amargo o con cacao soluble (tipo Cola Cao). Esta queda más dulzona y está también muy rica.
      A ver si te gusta, ya me contarás.
      Besos!

  6. Qué pinta!! madre mía! me encanta la combinación ;)y con lo que me gustan los melocotones y lo poco que los uso en los postres!, pues nada, apuntado queda! 😉

    • Pues nada, a usar más los melocotones, porque son una fruta muy agradecida en los postres! 😉
      Muchas gracias por pasarte. Si te animas a prepararla, espero que te guste 🙂
      Besos

  7. Hooola! quina recepta més bona, demà tinc l’aniversari de mon pare i buscant al google una tarta amb melocotó m’has aparegut tu. Jo també tinc un bloc de cuina, és diu cdecarlota.blogspot.com.es i al face C de Carlota, el tenia en Valencià i com al facilisimo si no està en Castellà no penjen les receptes, l’he fet bilingüe i em queden unes poques receptes per traduir.

    Si em surt bona la penjaré!!! moltes gràcies!!

    • Hola!
      Què bé que t’aninmis a provar la recepta del pastís de préssec!
      Si la deixes reposar unes hores a la nevera abans de servir-la, llavors estarà molt més fresqueta i ja veureu què bona 🙂
      Ja em diràs què us ha semblat
      Petons i gràcies a tu per passar a comentar
      Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: