Crema de espárragos… más ligera todavía

Crema de espárragos

Érase una vez una crema de espárragos tan ligera que casi quedaba suspendida en el aire cual Kate Upton haciéndose fotos para Sports Illustrated (no, no pongo un enlace, que es demasiado offtopic).

Crema ligera de esparragosLa crema de espárragos digamos “normal”, las recetas que solemos encontrar al buscar “Crema de espárragos”, ya se considera ligera. Pero si nos ponemos a analizar estas recetas llevan nata, llevan queso crema… llevan una serie de cosas y los espárragos se preparan de determinada manera (salteados) que me da que en realidad no es muy light.

Y no nos engañemos. Los cake pops, los brazos de gitano, el brownie… todo esto está muy rico etc etc. Pero no nos podemos alimentar de este tipo de comida. Como “extra” sí, pero el día a día requiere de comida más equilibrada.

Una manera que tengo de intentar compensar los festines equilibrar los pequeños excesos del  fin de semana, que es cuando tengo tiempo de preparar estas cositas que tengo en el blog,  es comiendo entre semana de una manera más controlada. Bastante verdura, poco o nada frito (tampoco me entusiasma), fruta y esas cosas. Sin obsesionarme para nada y sin prohibirme un chocolatito de los que siempre hay en mi trabajo, pero intentando que sea bastante light.

Y una noche de estas de entre semana, mientras me disponía a preparar una crema de espárragos siguiendo una receta que encontré por ahí, ¿qué hice? Pues lo que hago el 99% de las veces: leer la receta y decidir que le cambio la mitad de las cosas porque me va mejor hacérmela a mi manera. Porque además si me apetecía algo ligero no vi razonable el hacerme una crema con una taza de nata y una cucharada de queso Philadelphia.

Os cuento cómo es mi versión de crema de espárragos ligera. Pero ligera de verdad.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1/2 cebolla
  • 200 grs. de espárragos
  • 200 grs. de patata
  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de leche (yo usé semidesnatada)
  • 2 quesitos de Burgos pequeños (150 grs.)
  • sal
  • pimienta
  • 1 cdta. de aceite para saltear

Preparación

1. Pelamos la cebolla y la cortamos sin importar la forma, pues luego la trituraremos. La ponemos con el aceite a saltear a fuego bajo.

2. Cortamos la parte comestible de los espárragos (unas dos terceras partes comenzando desde la punta) y los ponemos a saltear cortaditos junto con la cebolla. Cuando los espárragos estén salteados podemos reservar unas puntitas para usarlas de decoración.

3. Añadimos la patata pelada y cortada al resto de verduras. Lo rehogamos todo junto durante pocos minutos sin parar de remover. Tiene muy poco aceite, por lo que es posible que se pegue si no estamos removiendo casi constantemente. Le añadiremos el agua y dejamos que vaya hirviendo hasta que la patata y los espárragos estén blanditos.

4. Aparte trituramos el queso fresco con la leche. Cuando tengamos esta emulsión blanca guardaremos un poco si queremos hacer una decoración… como la que hice yo o como cualquier otra. Si no, no hace falta reservar ninguna parte.

5. Echamos sal y pimienta a las verduras y las trituramos. Luego añadimos la parte de la crema que acabamos de hacer con el queso y lo trituramos un poco más para que se integren bien.

Maneras de presentarla hay muchas, pero si os gusta la que hice (que la vi en la web de Webos Fritos, todo está inventado ya jajaja…) haremos lo siguiente:

6. Primero ponemos la crema verde en el plato. La crema blanca que hemos reservado la pondremos en un recipiente que tenga una boquilla pequeña tipo biberón. Yo usé los biberones para glasear galletas, que me compré un par y aún tiene que llegar el día que glasee una galleta. Pero bueno, el caso es que les doy uso con cosas así… ponemos la crema blanca en el biberón y dibujamos círculos concéntricos sobre la crema verde.

7. Con un palillo o con una cucharita pequeña trazamos líneas en la crema como si hiciéramos los radios de una rueda de bicicleta pero más separados e intercalando de fuera hacia dentro con líneas de dentro hacia fuera…

… y nada más, porque este dibujo se hace de esta manera tan sencilla. Las puntitas de los espárragos en el centro y ya está terminado.

Crema de espárragos ligera

Últimamente me han pedido por varios canales que ponga más recetas ligeras.

Ya tenía algunas por aquí y es cierto que son pocas. Nada que ver con lo que es mi manera habitual de comer… de la misma manera que comparto mis “pecados culinarios”, ¿por qué no voy a compartir también mis recetas más del día a día? 😉

Sólo unos últimos datos para explicar por qué creo que esta receta SÍ es ligera de verdad y las que llevan queso crema y nata, no.
Estos son los datos (aproximados) de los ingredientes originales que suelen haber en las recetas de crema de espárragos y los de los ingredientes por los cuales los he sustituido:

    Queso crema tipo Philadelphia (100 grs.) –> 342 Kcal.

    Nata (100ml) –> 257 Kcal.

Y los míos:

    Leche semidesnatada (100ml) –> 50 Kcal.

    Queso fresco (queso de Burgos, sin ser light; 100 grs.) –> 203 Kcal

Es decir, que en un momento y cambiando solamente 2 ingredientes nos hemos ahorrado casi 200 Kcal por ración, que no es poco 😉

Espero que os guste esta versión de la crema de espárragos.

 

Signatura

Anuncios

  1. Mmmmm, me la apunto para hacerla en mi Cuisine Companion, mi nuevo juguetito. Yo las cremas las hago sin nata también porque no me hace mucha gracia la nata en la comida(en lo dulce sí) y me has dado una idea genial para esos biberones para glasear galletas que me regalaron hace 2 años y aún están sin estrenar(no se me dan bien las galletas) Muy buena receta para entre semana 😉 Un beso!

    • Uaaala!! He buscado qué es la Cuisine Companion (no estoy muy al día en aparatitos) y no veas qué juguetito! Le vas a sacar mucho provecho! Muy bien, a disfrutarlo mucho 🙂

      Sí, esos biberones van muy bien para estas decoraciones finas y con poca cantidad porque tampoco son muy grandes. Eso sí, la salida es tan pequeña que el contenido tiene que ser muy fino y sin tropezones o se te puede obturar. Que no pasaría nada, porque con un palillito se desatasca fácil pero ya es engorroso tener que andar desatascando mientras decoras.

      Muchas gracias, Kai (tu nombre es Kai y no Kaiyee? )
      Un besote!
      Silvia

  2. Perfecta para antes de los postres suculentos a los que nos tienes acostumbrados 😉

    • Es que hay que cuidarse un poco y más ahora que se acerca el buen tiempo. Bueno, qué te voy a contar a ti? Si tienes el blog lleno de recetas sanas y sabrosas 🙂
      Un besote

  3. Muy buena receta. Además me encanta que hayas explicado como se hace la decoración dentro del plato. parece más dificil de lo que en verdad es 😉

    • Así es, Jacky. Esa decoración tan “resultona” en realidad es super fácil de hacer.
      Si te animas a prepararla y nos quieres comentar, ya sabes que me encantará recibir tu opinión 🙂
      Un besote
      Silvia

  4. Muy rica, esta la haré en casa seguro que se me van acabando las ideas para cenas y esta crema tiene una pinta riquísma.
    Un beso. Maite

  5. Pingback: Top 7 de recetas ligeras | KUINETES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: