Básicos #2: Crema pastelera

Crema pastelera

Esta crema ya la he usado en diferentes preparaciones, por lo cual he decidido promocionarla a la categoría de Receta Básica.

Esto es un poco como con la programación (los informáticos me entenderéis con lo que digo 😉 ). No iré repitiendo una y otra vez la misma receta de crema pastelera si puedo escribirla aquí y luego referenciarla cada vez que la use.

Y realmente es que, cuando la uso, no la suelo alterar lo más mínimo porque tiene tanto la textura como el sabor adecuados para cantidad de preparaciones.

Pero esto es lo que no me cansaré de repetir: cada persona tenemos unos gustos distintos e incluso una tolerancia a sabores extremos particular. Por eso es importante que probemos las recetas que preparamos. Por muy perfecta que a mi me pueda parecer esta crema, a otra persona le puede parecer muy dulce y a otra muy poco, alguien más puede que le cambiara la cantidad de canela o de piel de limón.

Me haré pesada con esto: no os fiéis al cien por cien de la receta de nadie, ni siquiera de las mías! 😉 probadla mientras la estáis preparando y así os aseguráis de que está a vuestro gusto. Y si no es así, seguro que estáis a tiempo de ajustarla como mejor os parezca.

Ingredientes

  • 500 ml de leche entera
  • 3 yemas de huevo
  • 100 grs. de azúcar
  • 40 grs. de harina de trigo
  • 30 grs. de harina de maíz (Maizena)
  • La corteza de medio limón
  • 1/2 cdta. de esencia de vainilla
  • 1/2 rama de canela

Preparación

  1. Siempre que vayamos a usar la corteza de la fruta hay que lavarla previamente. Si puede ser con un cepillo que tengamos exclusivo para lavar las pieles de la fruta, mucho mejor.
  2. Hervimos la leche con la piel del medio limón, las gotas de vainilla y la canela. Lo dejaremos hirviendo durante 5 minutos. Pasado ese tiempo le apagamos el fuego y lo dejamos reposar.
  3. En un recipiente aparte mezclamos la Maizena, la harina de maíz, las yemas y el azúcar. Lo removemos hasta que se integre todo bien. Veremos además que la mezcla se va volviendo de un amarillo más pálido, de esta manera sabemos que vamos bien
  4. Pasamos la leche por un colador y la añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien con la ayuda de unas varillas hasta que quede una pasta líquida y homogénea, sin grumos.
  5. Ahora necesitamos que espese, y la Maizena hace de espesante siempre y cuando se le aplique calor. Por eso en este punto lo volvemos a poner a fuego medio durante unos pocos minutos hasta que se haya vuelto una crema espesa. Mucho cuidado aquí: hay que remover constantemente para que no se pegue, o de lo contrario amargaría y la arruinaríamos toda.

Una vez la crema está fría adquiere un poco más de consistencia. Es algo a tener también en cuenta, aunque podemos ajustar un poco la consistencia en función de para qué queramos la crema. Si nos interesa que esté más espesa podemos añadirle algo más de Maizena (teniendo en cuenta que deberemos calentarla de nuevo para que haga el efecto espesante). O, por el contrario, si la queremos un poquito más líquida la podemos alargar con un chorrito adicional de leche.

Como siempre, estos ajustes se tienen que hacer en pequeñas cantidades y siempre siempre siempre probando su sabor. Probar el sabor de lo que preparamos mientras lo hacemos es fundamental porque a todos no nos gustan los mismos sabores… soy una pesada, lo se…

¿Dónde usaremos esta crema?

Básicamente en repostería, que no quiere decir que sólo se pueda usar en postres, pero a día de hoy yo todavía no he probado un solo plato que no sea un postre y que lleve crema pastelera acertadamente 😉

Una vez, hace muchos años, sí que pedí en un restaurante un pollo con algo que no recuerdo qué era y el sabor era tal cual como si al pollo le hubieran enchufado un churretón de crema pastelera. Bueno, no hace falta que diga que aquí la que escribe no se lo comió, ¿no? 😉

En fin, que si conocéis alguna receta de algo que no sea un postre y que lleve crema pastelera yo estaré encantada de añadirla al repertorio de recetas que tengo que probar sí o sí 🙂

¿Y en postres?

  • En el típico brazo de gitano
  • De relleno de unos buñuelos
  • En profiteroles, éclairs y lionesas. Aquí tengo una receta de lionesas con crema
  • Para adornar una coca de Sant Joan (o de Sant Pere)
  • Como relleno de bollería, tipo croissants, chuchos, cañas…
  • Sobre la base de una tarta de manzana
  • ¿Y por qué no con azúcar quemado estilo crema catalana?

Hay cantidad de opciones, podríamos seguir dando ideas y no pararíamos 😉

Espero que la probéis este fin de semana, y si queréis compartirla, yo estaré encantada de publicaros la foto si me la enviáis a kuinetes@kuinetes.com

¡Nos vemos el Lunes!

º0º

Anuncios

  1. Gracias por la info! Nos lo apuntamos! : )

    Nos quedamos en tu blog y si no es molestia, te animamos a visitar el nuestro, y si te gusta, te quedes también! ; ) ¡Feliz Viernes!

  2. Para el “famoso pastel cumpleañero”?

    • En principio no, pero no descarto hacerla, que está muy rica! 😀
      Todavía ando dándole vueltas a las ideas que me disteis, por eso no se si usaré la crema o no. Tu idea de los cake pops me llama bastante… a ver qué será 😉

  3. Pingback: Tarta clásica de manzana | KUINETES

  4. Pingback: Milhojas de nata y frambuesas | KUINETES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: