Truco de cocina #2: Bizcocho en forma de corazón sin molde de corazón

Quedan pocos días para San Valentin y ya van saliendo como setas las recetas de galletas, bizcochos, cupcakes, bombones y demás dulces especiales para esa fecha.

Si tuviéramos que comprarnos todas las herramientas que creemos imprescindibles para hacer esa receta que va a impresionar a todo el mundo nos arruinaríamos.

Nos puede hacer más o menos gracia gastar de vez en cuando en alguna bandejita mona, en unos cortagalletas con formas especiales o en cualquier cosa. Bueno, no sé vosotros, pero yo cuando compro alguna cosa para cocinar intento que sea algo que vaya a amortizar. Quiero decir que ese trastito que igual usaría una vez y luego quedaría tirado en el fondo de algún cajón, por barato que sea, intento no comprarlo. Por no tirar el dinero y porque el espacio que tengo en la cocina no es ilimitado.

¿Y qué pasa cuando, como ahora, se acerca San Valentin, nos ponemos romanticones y queremos preparar un bizcocho en forma de corazón pero no tenemos un molde en forma de corazón?

Pues que como siempre, tenemos varias opciones:

  1. Nos compramos un molde en forma de corazón. Es la opción más fácil pero yo, como os decía, si puedo evitarlo no me compraré algo que usaré, en el mejor de los casos, una vez al año.
  2. Teniendo un molde cuadrado y otro redondo nos hacemos nuestro propio bizcocho en forma de corazón. ¡Mirad qué dibujo más majo!

Bizcocho en forma de corazón

Fácil y sencillo, creo que no hace falta explicar nada más.

Este truco sólo tiene una limitación, y es que el círculo tiene que tener de diámetro la misma medida que el lado del cuadrado, ¿me explico, verdad?

Cuando partimos el bizcocho redondo por la mitad y lo juntamos a dos lados del cuadrado tienen que tener el mismo tamaño para que encajen perfectamente y hagan un corazón perfecto. En caso que no los tengamos del mismo tamaño siempre podemos cortar un poco el cuadrado con un cuchillo hasta que queden alineados.

Luego cubriremos el bizcocho con lo que nos apetezca: chocolate, buttercream, crema… aquí también podríamos usar el Lemon Curd!… y así ya no se verá por dónde hemos juntado los dos bizcochos.

¿Qué os parece esta idea, la conocíais?

Actualizado: En Gastronomía y Cía, ya conocían este truco, Concretamente tienen una entrada explicando esto mismo y podéis verla aquí. Su dibujo es el mismo que vi en Pinterest, ese paraíso de la inspiración, y con el que conocí este truco 😉

¡Nos vemos el Viernes con otra receta básica!

º0º

Anuncios

  1. Pingback: Truco de cocina #3: Brazo de gitano con estampado | KUINETES

    • El parecido de las dos imagenes es tremendo. La misma que tenéis vosotros en vuestro post es la que yo vi en Pinterest y que me sirvió de base para hacer el mío. No la pineé y luego me fue imposible encontrarla de nuevo… sin embargo, para que no haya confusiones, he editado mi post haciendo referencia al vuestro.

  2. Hola Kuinetes!

    No era necesario que editaras el post indicando que lo conocíamos nosotros si no somos la fuente. Es un truco genial que nos encanta que la gente conozca, da muy buenos resultados 😉

    Saludos!!

    • Hola!
      Bueno, no me costaba nada. Y no está de más ya que la imagen de Pinterest no la enlazo porque no la he vuelto a ver, pero era la misma.
      Con los enlaces (igual que con muchas otras cosas) me aplico aquel dicho que dice que es mejor que sobren que no que falten 😉

      Un saludo y gracias por pasar a comentar 🙂
      Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: