Lionesas de nata y crema

Para esta semana me había propuesto preparar unos éclairs.

¡¡Horror!! ¡¡Buscando el enlace a la Wikipedia me acabo de enterar de que en castellano se llaman “Pepitos“!! ¿No os parece un nombre horroroso? Pero si con su nombre original, éclair, tienen un glamour que tira para atrás. Y van y lo traducen como “pepitos”. Ale, con su boina y todo. En fin, a lo que iba…

Decía que quería hacer éclairs. Aunque nunca los he hecho, la base la conozco. Están hechos de pasta choux y se rellenan de crema pastelera, por ejemplo. De ambas cosas he puesto la receta en el blog, las podéis ver pinchando en los enlaces que hay un poco más abajo.

La única diferencia es que los éclairs tienen esa forma alargada.

Pero después hubo un cambio de planes, nos invitaron a comer y quise llevar el postre y decidí que en lugar de éclairs iba a hacer lionesas. Maravillas de la tecnología, oigan. En lugar de hacer bollos alargados haces bolitas, las partes por la mitad, las rellenas… y ya tienes lionesas.

Lionesas de crema... o pepitos, con su boina

Lionesas de crema… o pepitos, con su boina

Lionesas de nata

Lionesas de nata (sonrisas Profiden)

¡Me encanta! Con una misma receta haces lionesas, éclairs o profiteroles 🙂

¿Y cúal es esa receta maravillosa? Pues como os decía, ni siquiera inventé nada porque ya la había hecho:

La pasta choux la preparé al hacer profiteroles rellenos de te verde.

La crema pastelera ya la he usado en la coca que preparé el pasado San Juan.

Preparación

Como podéis seguir la preparación en las recetas que he lincado, os cuento ya cómo presentarlas:

1. Preparamos los petit choux siguiendo la receta de los profiteroles de te verde. Una vez estén cocidos y fríos, los partimos por la mitad con un cuchillo, al estilo bocadillo.

2. Preparamos el relleno. Yo hice por un lado la crema que usé en la receta de la Coca de San Juan y por otro monté un poco de nata azucarada.

3. Rellenamos la mitad de los petit choux con nata y la otra con crema. Lo podéis hacer usando una manga pastelera con alguna boquilla de estrella para darle un toque más elaborado. Finalmente les espolvoreamos un poco de azúcar glas.

Ahora que hablamos de nata, un consejo al vuelo: en el supermercado vais a encontrar nata para montar con diferentes porcentajes de materia grasa. Si queréis que no baje una vez montada y que aguante el peso de la tapa de la lionesa (que aunque sea poco peso, la nata montada contiene mucho aire y lo nota) comprad nata para montar con un mínimo del 35% de materia grasa. En el envase tiene que venir detallado. Es la manera de asegurar que al cabo de las horas seguirá siendo nata montada y no un amasijo semilíquido.

Y otro consejo, que hoy estoy espléndida. Ojo con el tamaño que les dais a los petit choux en la bandeja para hornear. En el horno crecen… bastante… bueno no, mucho…  a veces de forma desmesurada, que parece que van a abrir la puerta del horno y te van a comer. Para ir bien se deberían poder comer en 2-3 bocados.  A mi en algunas piezas se me fue la olla y algunos quedaron tal que así (moneda de 1 euro al lado para comparar):

Profiterol gigante

¿Pero esto que es?¿Un petit choux o un panecillo de hamburguesa?

Por cierto… dejaron las bandejas vacías, no sobró ni una ^_^

¡Hasta pronto!

º0º

Anuncios

  1. BLOGKERY

    Hola!
    me encanto el post!
    lo intentere la proxima pero yo con chocolate siempre fiel! hahah,
    saludos

    • Hola!!
      Mmmm!! Chocolate… también es mi perdición, me tengo que controlar 😉
      Ya me dirás qué tal te han salido cuando los hagas.
      Y gracias por pasarte por aquí 🙂
      Un abrazo

  2. Lo primero, mis felicitaciones por la eleccion de tu avatar, muchisimo mas chulo!!!!

    Y este post!!!! con el hambre que tengooooo , y la pinta que tiene, me has dado una envidiaaaaa, aunque supongo que ya no te quedaran existencias 🙂

    Muy buen post!!! gracias!!!

    P.D: Lo de pepitos si lo sabia… así los llaman en la pastelería que los vendían… pero con lo buenos que estan, da igual jijiji

    • Gracias y gracias!! 🙂

      No, ya no quedan lionesapepitos. Digamos que tuvieron una vida muy corta 😉
      De lo que sí queda es un cacho de bizcocho cebra que preparé este finde y que voy a poner en el blog en breve. Rico rico!! jajaja

      Un abrazo!
      El koala º0º

  3. Pingback: Básicos #2: Crema pastelera | KUINETES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: