Crêpes con melocotón salteado y crema de naranja

Crepe con melocoton y crema de naranja

Crêpe con melocotón y crema de naranja

Como personas observadoras que sois habréis reparado en que mis últimas aportaciones al blog son todas de platos dulces, que bien podrían ser un postre, un desayuno, una merienda… en definitiva, que tengo un poco (¡un mucho!) abandonados los platos que pondríamos en la mesa a la hora de comer o cenar.

Para todo hay una razón en esta vida.

Los desayunos de los fines de semana eran, hasta hace poco, esos momentos en los que podía sentarme en la mesa y comer algo especial diferente a los días en los que voy volando bajo para llegar a tiempo al trabajo.

Pero solían ser unas pastas o cualquier cosa comprada. Que, oye, están buenas. Pero pensé “¿y por qué no, en lugar de comprarlo, me lo preparo yo y así puedo ir variando cada fin de semana?”. Y así nació el reto del koala: desayunar cada fin de semana de comida casera y diferente.

Si tenéis ganas de que me invente un desayuno con algún ingrediente en particular, podéis participar del reto del koala dejando un comentario o enviando un correo a kuinetes@kuinetes.com… ¡tampoco os paseís! no me propongáis que haga un desayuno con lentejas que no soy Ferran Adrià 🙂

Crepes1

Ingredientes (para 2 personas)

Para la crema de naranja:

  • 2 naranjas
  • Zumo de medio limón
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de nata líquida
  • 1 cucharada de harina de maíz

Para el melocotón salteado:

  • 3 melocotones
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 chorrito de aceite

Para la masa de las crêpes:

  • 125 grs. de harina
  • 2 huevos
  • 125 ml. de leche
  • 25 grs. de mantequilla
  • 1 cdta. de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación

1. Empezaremos con la crema de naranja. Para ello pelamos las naranjas procurando quitar completamente la parte blanca de la piel, que le daría mal sabor. Luego las cortamos en cuadrados sin preocuparnos demasiado de si quedan bien o mal, ya que luego los trituraremos. Los ponemos en un cazo tapado a fuego bajo con el azúcar y lo dejamos que vaya soltando su jugo durante 45 minutos. No tiene que perder el agua. Si vemos que esto pasa, lo retiramos del fuego.

2. Trituramos la naranja y la colamos. Nos quedaremos con el jugo y el resto lo podemos desechar. Lo volvemos a poner al fuego con el zumo de limón, la nata líquida y la harina de maíz. Lo removemos y apagaremos el fuego cuando haya adquirido la consistencia de unas natillas líquidas. Cuando ya no esté muy caliente la guardaremos en la nevera mientras preparamos el resto

3. Seguimos con la masa de las crêpes porque una vez preparada necesita reposar. Deshacemos la mantequilla y la juntamos en un bol con la leche, la vainilla y los huevos. Consejo para principiantes! Nunca echéis la leche fría en la mantequilla derretida. Por qué? Porque la mantequilla va a enfriarse de golpe y si mientras la echábamos hemos ido removiendo con las varillas (que es lo que debemos hacer), se formará una especie de grumillos como si se cortara y tendremos que ponerlo otra vez al microondas unos segundos para que vuelva a derretir… lo se porque me lo contó mi primo que le había pasado a un amigo, a mi no, eh?? que yo ya soy una cocinera experimentada… ja!

4. Añadimos la harina tamizada y la sal. Lo removemos bien con las varillas comprobando que no queden grumos. La masa habrá quedado líquida, bueno, ya sabéis que esa es la consistencia adecuada para las crêpes. La dejaremos reposar durante una hora

5. Pelamos los melocotones y cortamos láminas de pocos milímetros de grosor. Ponemos una sartén a fuego muy fuerte con un poquito de aceite y azúcar. Allí salteamos el melocotón. No es necesario más de unos segundos, ya que solamente tenemos que darles un toque caramelizado por fuera y que mantenga el sabor y textura del melocotón por dentro. Al haber hecho las láminas tan finas, con unos 20 segundos por cada lado será suficiente.

6. Una vez la masa de las crêpes ha reposado calentamos bien una sartén antiadherente con un poquito de aceite. Echamos un cucharón de masa y la extendemos, que quede lo más fina posible. Cuando se esté despegando ya se le podrá dar la vuelta. Lo podéis hacer o cuidadosamente con una espátula, o como los valientes volteándola con un golpe de muñeca como si fuera una tortilla. Yo elegí la segunda opción, para darle un poco de emoción al asunto 😀

7. Montaremos el plato poniendo láminas de melocotón dentro de cada crêpe doblada en cuartos, como en la foto. Por encima echaremos un poco de la salsa de naranja y, si os apetece, espolvoreamos un poco de azúcar glas.

Crepes3

El sabor de la crema de naranja es bastante ácido. Me gustó conservar esta acidez porque creo que le da un punto interesante con el dulzor del melocotón salteado, pero también podéis probar añadiendo un poco más de azúcar o menos zumo de limón si os molesta un sabor tan fuerte.

A mi no me molesta el sabor ácido, supongo que por eso me comí toda la salsa sobrante a cucharadas. ¡¡Está de vicio!!

º0º

Anuncios

  1. Que buena pinta las crêpes… me encantan.

    Mi solicitud para el reto del Koala: un desayuno con canela… pero no vale el arroz con leche, ni leche merengada.

    Saludos.

    Rosa

  2. Pingback: Muffins de manzana con canela | KUINETES

  3. Pingback: Básicos #4: Coulis de frutas | KUINETES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: