Kit de supervivencia culinaria

Todos tenemos en casa un botiquín de primeros auxilios.  Más o menos surtido, pero en definitiva, con las herramientas básicas que nos sacarán de apuros menores sin tener que avisar al médico de guardia para que venga a casa.

Hoy os propongo que hagamos lo mismo pero en la cocina: que preparemos el kit de supervivencia culinaria, las herramientas con las cuales nos podemos mover en la cocina cual sirenas o sirenos en alta mar sin tener que avisar al cocinero de guardia. Vale, ya se que esta profesión no existe (no pongo la mano en el fuego, que todo está inventado ya) ¡pero debería! Porque más de una vez y de dos hemos querido que viniera un profesional con delantal a arreglarnos algún desaguisado.

Todos tenemos nuestras filias y nuestros fetiches.
Por lo que al ámbito de la cocina se refiere, ahí va mi top 10 de básicos indispensables:

1. La lengua de silicona

lengua de silicona

Sí, en el número 1 absoluto pongo a esta herramienta, para mi, tan maravillosa como simple.Yo que soy mucho de rebañar cuencos, la idea de desaprovechar comida enganchada en las paredes de un recipiente, me intranquiliza sobremanera. Sobre todo cuando hablamos de la masa de un riquísimo bizcocho, de un riquísimo relleno para calamares o de un riquísimo-lo-que-sea.

Una cuchara te pueda hacer el apaño, una espátula de madera no hará mucho más que la cuchara. Pero la lengua de silicona marca la diferencia. Creo que un ejemplo será mucho más ilustrativo de lo que quiero decir:

Bol rebañado con cuchara

Aquí usé una cuchara

Cuando creo que ya no queda nada más, la lengua me demuestra lo equivocada que estoy

Bol tras pasar la lengua

Bol tras pasar la lengua

Crema

lo que hubiera tirado de no haber sido por la lengua

2. El cuchillo cebollero

Cuchillo cebollero

El artefacto, de no menos de 20 cms de largo, impone. El sueño de cualquier psicópata de peli de serie B. Con este cuchillo no hay cebolla ni zanahoria que se resista.  Está afilado cual espada de mosquetero, o debería estarlo dada su función. Para ello unas pequeñas recomendaciones: no usarlo para cortar cosas fuera de su ámbito (madera, metal…). Bueno, aunque pueda parecer obvio, a veces no lo es tanto. Limpiar la hoja en seguida cuando haya cortado algo con ácido y no hacerlo con agua caliente.

Que no os intimide. El cuchillo cebollero es vuestro amigo. Lo único que tenéis que hacer es aprender a agarrarlo para no haceros picadillo las puntas de los deditos.

3. La puntilla

cuchillo puntilla

Porque a veces no es necesaria tanta hoja y con unos 8 cms tenemos suficiente.
Se usa sobre todo para cortar vegetales, patatas… También para pelarlas, igual que al resto de verduras pelables, si sois de los románticos que siguen pelando con cuchillo en lugar de pelador. Como todo en esta vida, es cuestión de práctica para no dejar media verdura pegada a la piel. Pero se puede. Yes, we can!

4. Espátula de madera

Espátula de madera

Ya sabéis que el teflón es delicado y salta si se rasca con artilugios metálicos o de plástico duro. Como las sartenes de teflón son caras y no queremos tener que renovarlas cada medio año, o de lo contrario estaremos trabajando solo para el mantenimiento de las sartenes, lo mejor es acariciarlas con la suavidad de la madera y que vivan felices con nosotros por muchos años.

5. La vaporera plegable

Vaporera plegable

Podría pasar de esta herramienta, pero me niego, la adoro.
He probado las patatas hervidas y las he probado cocidas al vapor con este colador y ni punto de comparación. Hervidas quedan aguadas, sin sabor, fácilmente se deshacen. Al vapor mantienen una buena textura y sabor, sin dejar de ser saludables.
El por qué de este colador de vapor y no otro es por una cuestión de espacio. Hay ollas vaporeras que sirven sólo para eso y que ocupan medio armario. Este lo puedo plegar y ocupa un espacio diminuto. Perfecto para una micrococina como la mía 🙂

6. La cacerola alta con tapa

cacerola alta con tapa

En este caso, porque es necesaria para usar la vaporera. Ésta funciona de tal manera que hay que ponerla dentro de un recipiente donde quepa por completo, por tanto, una olla tipo cazuela alta es necesaria en mi kit de supervivencia.

7. Bol de cristal

bol de cristal

A un cuenco se le pueden dar mil usos, desde preparar un bizcocho hasta unas croquetas.
También los venden de plástico pero así de repente, me viene a la cabeza un caso en el que uno de plástico tiene las de perder frente al de cristal: al montar claras, si el recipiente donde las montamos ha retenido algo de grasa de algún preparado anterior (¡asquito!), no las podremos montar. Y el cristal es infinitamente más limpio en ese aspecto.
¿Y por qué no un cuenco metálico? Porque al batir arma tal escándalo que me siento Leónidas I en medio de la batalla de las Termópilas. Y no me gusta la sensación (puntualizo por si las moscas). De cristal, que es más limpio y menos ruidoso, pero también se que el metálico tiene muchos partidarios y no seré yo quien les lleve la contraria… porque no tengo argumentos 🙂

8. Batidor de varillas

batidor de varillas

La tortilla con huevos batidos a tenedor es una tortilla. La tortilla de huevos batidos con varillas alcanza una categoría superior de tortilla.
Se pueden montar claras a punto de nieve para hacer merengues, sirve para remover las cremas y purés y asegurar que no se forman grumos.
Así que, como también es multiusos, a la saca.

9. Sarten de teflon

sarten de teflon

Una sarten es imprescindible. ¿Dónde si no haríamos esta tortilla tan fantástica de la que estaba hablando?
De teflon porque, con mucho menos aceite, no se pega la comida. Y poniendo solamente una gotita podría usarla de plancha.
Es la sarten perfecta para cocinar sano o cocinar “guarrote”, según tenga el día.

10. Báscula de cocina

Báscula de cocina

De preferencia, digital. Y si puede ser, con una precisión de 1mg. Y si no puede ser, una clásica de aguja también puede valer.

Hay infinidad de recetas en las que las cantidades no hace falta que sean muy precisas y a ojímetro se acaba aprendiendo a acertar, pero en muchas otras ocasiones se acaba arruinando el plato por no haber pesado.

¿Y vosotros qué incluiríais en vuestra lista?¿de qué gadgets sois inseparables?

º0º

Anuncios

  1. Las manoplas de horno!!! No podria vivir sin ellas

    • Ah!!! Pues bien pensado!!
      Esto es como cuando preparas la maleta para irte de vacaciones y el cepillo de dientes se queda fuera. Mal lo pasaría yo sin las manoplas 😉

      • Lo malo de esto, es que cada vez tenemos mas y mas cosas que consideramos útiles y podriamos prescindir de ellas y teniendo en cuenta, que las casas cada vez son mas pequeñas, que ha desaparecido el espacio despensa… Ya no se donde las voy a meter!!!

      • Ay, paradojas de la vida! Cocinas cada vez más pequeñas y más y más herramientas útiles sin sitio para guardarlas 😉
        Yo estoy como tú… un día tendré que escoger entre los cacharritos y yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: