Hojaldre de espinacas y ricotta con piñones

Hojaldre de espinacas, ricotta y piñones

Hojaldre de espinacas, ricotta y piñones

Admiro profundamente a aquellas personas, cocineros profesionales o aficionados, que consiguen convertir un plato de verdura en algo apasionante.

No nos engañemos, cocinar un pastel de chocolate y caramelo  y que te diga cómeme es relativamente sencillo. Hacer que un plato de acelgas te haga salivar… pues tienes que ponerle mucho encanto y mucho glamour para que no evoque “la verdura que comen los conejos”.

Supongo que será por obra y gracia de mi amiga “cultura popular” que dice que lo que no mata, engorda. Aplicando lógica chunga: si la verdura no engorda, entonces quiere decir que mata. Me disculparéis pero ya he dicho que era lógica chunga.

Y aquí va mi pequeña contribución a ensalzar las virtudes de la verdura: hojaldre de espinacas con piñones y ricotta.

Hojaldre de espinacas y ricotta con piñones

Hojaldre de espinacas y ricotta con piñones

De acuerdo que camufladas entre la ricotta, el hojaldre y los piñones, las espinacas son “menos espinacas” pero los cambios hay que hacerlos gradualmente. Y en eso estamos; en ir haciendo los menús más sanos poco a poco.

Ingredientes (por persona)

  • Una lámina de hojaldre de 125 grs.
  • 50 grs. de espinacas crudas
  • 50 grs. de ricotta
  • 10 grs. de cebolla
  • 1 cdta. piñones
  • sal
  • aceite
  • pimienta

Preparación

1. Picar la cebolla bien pequeña y rehogarla en una sartén con una cucharadita de aceite, a fuego bajo hasta que quede transparente

2. Añadir las espinacas a la sartén. Tienen que perder el agua, así que lo dejaremos a fuego medio durante unos 10 minutos

3. Añadir los piñones a las espinacas y retirar del fuego. No interesa que se tuesten, puesto que si se tostaran demasiado amargarían

4. Poner la lámina de hojaldre en una bandeja para horno. Encima distribuir las espinacas y la ricotta cortada en pequeños trozos. Si quedan trozos irregulares creo que le darán un aire más interesante que si intentamos cortarla bien

5. Por encima echar un pellizco de sal y pimienta

6. Hornear durante 20 minutos a 180 grados

7. Para servirla, simplemente echarle un chorrito de aceite de oliva por encima, que le dará brillo y algo más de sabor

Hojaldre de espinacas y ricotta con piñones

Espinacas + vaso de vino = viva la dieta mediterránea!

Es una buena manera de que alguien a quien no le gusta la verdura coma algo de espinacas (doy fe 😉 ). Tiene un sabor muy suave y, como no es para nada un plato pesado, es perfecto para una cena ligera o como entrante para comer. Ojo, ligera en el estomago pero el hojaldre es una bomba calórica, ahí donde lo veis. También lo podéis presentar como canapés jugando con las formas y los tamaños del hojaldre.

Hojaldre espinacas Yoda

Si maratón correr quieres, espinacas comer debes

Y si lo dice el maestro Yoda, habrá que hacerle caso 😉

º0º

Anuncios

  1. Qué fácil y qué buena pinta. Me encantan las espinacas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: