Bizcochitos de chocolate y café

Imagen

Domingo por la tarde.

Una servidora sumida en ese estado letárgico característico del domingo tarde. Deambulando por la casa, recorriendo habitaciones sin un objetivo concreto… no vayáis a pensar que vivo en una especie de palacio de Buckingham, es que iba repitiendo habitaciones 😀

Por algún motivo que se me escapa, cuando el aburrimiento es tan supremo que hasta el aburrimiento aburre, la nevera acaba siendo parada obligatoria.

Me paro, la abro, miro lo que hay dentro…

… y ahí estaban.

6 huevos me miraban desde la puerta de la nevera con cara de pena pensando que iban a caducar sin haber sido comidos.

Y como es muy triste que unos huevos te miren con cara de pena (bueno, no se si triste sería la palabra. Se lo comentaré al médico a ver qué le parece 😉 ) decidí salvarlos del casi seguro cubo de la basura.

Con 4 de ellos preparé una estupenda tortilla de patatas y con los 2 restantes y lo que encontré en los armarios hice bizcochos de café con chocolate.

Imagen

Ya sabéis que yo soy mucho de aprovechar lo que ya tengo en casa en lugar de salir a comprar ingredientes muy exóticos. Y más teniendo en cuenta que era domingo y por aquí está todo cerrado.

Al llevar ingredientes tan básicos, se pueden preparar en cualquier momento sin tener que andar recorriendo tiendas en busca de algún ingrediente raro.

Ingredientes

  • 75g de chocolate
  • 100 ml de café cargado (preparad un café con doble carga)
  • 75g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 40g de azúcar
  • 40g de harina
  • 1 cdta. de levadura en polvo

Preparación

Fundimos el chocolate con el café en un cazo a fuego medio, removiendo para que no se pegue.

Cuando esté deshecho y mezclado lo dejamos enfriar unos 10 minutos y, pasado este tiempo, añadimos la mantequilla a punto de pomada.

Lo mezclamos todo con el accesorio de varillas para que coja bastante aire. Así quedará un bizcocho esponjoso.

En un recipiente aparte, batir los huevos y el azúcar, también con el mismo accesorio hasta que esté bien mezclado y el color naranja del huevo se haya vuelto de un color más pálido.

Añadimos el chocolate con el café y la mantequilla al recipiente con los huevos y el azúcar.
Y por último, cuando esté bien mezclado, incorporamos la harina y la levadura.

Rellenamos los moldes y lo metemos en el horno durante 20 minutos a 160 grados.
Como yo usé moldes pequeños, con este tiempo es suficiente. Si usáis unos moldes de más capacidad, dejadlos unos minutos más en el horno y haced la prueba del palillo para asegurar que, tras ese tiempo, el bizcocho está bien cocido por dentro.

Para presentarlos, simplemente espolvorear azúcar glas por encima con la ayuda de un colador. No necesitan más añadidos. De esta manera no enmascararemos el sabor del chocolate perfectamente mezclado con el toque del café.

Imagen

No lleva ingredientes exóticos, se prepara muy fácilmente y es delicioso… Bueno, bonito, barato. Qué más se puede pedir? 🙂

Imagen

º0º

Anuncios

  1. Que buena pinta por diozzzzzzzz!!!! Felicidades

  2. Anónimo

    Hola, me encanto, la pinta que tenian, pero yo soy mas de molde grande tipo plum-cake y claro se ve que la masa lleva poca levadura y se me vino abajo, podrias poner cantidades ajustadas a molde grande Gracias!!!

    • Hola!

      Es posible que esta masa sea demasiado ligera para un molde grande. Prueba a hacer este cambio: sustituye los 100 ml de café cargado por 1 cucharada sopera de café soluble. No lo disuelvas en agua, simplemente, cuando deshagas el chocolate en un cazo, échale la cucharada de café y remueve bien.

      También te aconsejo otra variación en el horneado. Cada horno es un mundo y es muy difícil encontrar algo que se adapte a todos.
      Prueba a hacer lo siguiente: primero precalienta el horno a 200 grados. Después pones el molde sólo con calor abajo, a media altura del horno y le cambias la temperatura a 180 grados (160 si es un horno con ventilador). Cuécelo durante 20 minutos (¡no abras antes la puerta para nada!) y pasado este tiempo pínchalo con un palillo a ver si sale limpio. Si no, cierra la puerta y déjalo unos minutos más hasta que el palillo salga limpio.
      Cuando ya salga limpio apaga el horno, abre la puerta pero no lo saques todavía. Lo dejas unos minutos más dentro del horno con la puerta abierta para que poco a poco vaya perdiendo temperatura. Se trata de que no pase de 180 grados a temperatura ambiente de golpe, ya que eso también puede hacer bajar un bizcocho tan ligero.

      Tampoco dejes reposar la masa ya batida antes de meterla en el horno porque perderá aire.

      No te recomiendo que le eches más levadura, ya que el problema se puede acentuar. Crecerá más con el calor pero bajará más al sacarlo.

      Con esas tres recomendaciones el resultado debería ser bueno. Prueba y cuéntanos, a ver si te sale ya perfecto o ajustamos algo más 🙂

  3. Maria

    Gracias, ya he visto la receta de las galletas, q paciencia hay que tener cuando se tiene un blog de cocina, lo intentare en unos dias ,todavia me queda del que hice, a pesar de quedarse plano, esta muy bueno.

  4. Pingback: 6 meses de Kuinetes | KUINETES

  5. Isabel

    La receta esta buenisima, justo lo que buscaba, la plancha de moldes cuantos son …..cuatro solamente o cuantos minibudines salen,Muchas gracias.Isa

  6. Pingback: Mi primera receta publicada (chispas) | KUINETES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: