La pizza de los campeones

Aviso a las personas que estén a dieta: las imágenes que hay a continuación pueden herir su sensibilidad.

Y a los que no estáis a dieta y estáis dispuestos a comer algo sabroso, rápido y sencillo de preparar y por poco dinero os digo que sigáis leyendo, que esta pizza en absoluto os va a defraudar.

Imagen

¿Qué ingredientes necesito?

  • Bases para pizza
  • Tomate triturado (una cucharada por pizza)
  • Pimentón picante
  • Oregano
  • Queso havarti en lonchas
  • Gírgolas
  • Salami en lonchas
  • Atún
  • Aceitunas rellenas de anchoa

Sí, esta pizza lleva de todo. De hecho nació como la típica pizza de “voy a ponerle todo lo que encuentre en el frigorífico” y ¡qué gran acierto!

Empezaremos extendiendo una cucharada sopera de tomate triturado (yo uso tomate triturado sólo, no salsa de tomate) encima de cada base.

Espolvoreamos un poco de pimentón picante y un poco de orégano al gusto.

Imagen

A continuación repartimos el queso en lonchas para que cubra la base. Yo uso havarti porque funde muy bien y deja un sabor agradable, ni demasiado intenso ni imperceptible.

Por cierto, existe la versión light del havarti, pero sería como tomar un cortado con leche desnatada tras pegarse el gran banquete 😉

Imagen

Mientras tanto, en una sartén con un poco de aceite habremos puesto a fuego medio las gírgolas limpias y cortadas.

Tienen que soltar todo el agua o de lo contrario la soltarían en el horno, sobre la base de la pizza y ésta quedaría blanda, nada apetecible.

A continuación una foto para que veáis que, a media cocción, la cantidad de agua que han soltado es importante. Esto en la pizza no daría un buen resultado, así que tendremos que dejarlas hasta que ya no suelten más agua.

Imagen

Volvemos a las bases, que nos habíamos quedado en el queso.

Ahora hacemos otra capa, esta vez de lonchas de salami. Y, por encima, ponemos el atún previamente escurrido para que no nos deje la pizza excesivamente oleosa.

Imagen

Y, para finalizar, cortamos un puñado aceitunas y las repartimos junto con las setas ya acabadas de saltear.

En general las aceitunas se suelen dejar enteras. Yo las corto porque de esta manera reparte mejor el sabor sin tener que cargar la pizza… Bueno, sin tener que cargar más la pizza, que cargadita ya lo está 😉

Imagen

Ya está 🙂

No le ponemos nada más, que ya pesa un quintal y hay que cuidar la línea… ja ja ja

La ponemos al horno a 180º durante unos 20-25 minutos y a disfrutar.

Imagen

¡Madre mía qué cosa tan rica!

Si además la acompañáis con una cerveza y una buena película os aseguro que habéis triunfado 🙂

Probadla y me perdonaréis la bomba calórica que os he traído hoy.

º0º

PD: Gracias al fotógrafo de risottos, que además de sacar el máximo partido de los risottos en las fotos, es el autor de esta pizza de los campeones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: