Cupcakes rococó de Oreo

Hace unos días os enseñé unos cupcakes decorados como girasoles, usando una galleta Oreo como centro de la flor. En el post os decía que, a pesar de que esos no llevaban la galleta añadida a la masa, sí hice unos que estaban realmente hechos con galleta Oreo.

Aquí los tenéis, son esta cosita tan mona, fifi, tan ñoña… aish, ¡qué cucadas!

Imagen

Yo les llamo cupcakes rococó, pero también fueron bautizados como cupcakes esponja… supongo que ya veis por qué 😉

Si en la corte del rey Luis XV hubieran comido cupcakes, seguro que tendrían este aspecto.

Pero no sólo son bonitos, además estaban buenísimos.

Se que las galletas Oreo tienen miles de fans por todo el mundo. Yo no soy una de ellos, pues les noto un ligero sabor amargo que no me acaba de gustar. Sin embargo, al utilizarlas para la masa de los cupcakes, ésta quedó muy gustosa y con una textura terriblemente esponjosa. ¡Una delicia!

Os cuento cómo ocurrió el milagro.

Utilicé una receta estándar de masa de cupcakes a la cual hice varias adaptaciones sobre la marcha para que la masa no perdiera jugosidad al añadir las galletas. Si buscáis las diferencias con los ingredientes de los cupcakes girasol, veréis cuáles son las adaptaciones.

Ingredientes para la masa (para 6 cupcakes)

  • 50 grs. mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 grs. azúcar
  • 75 grs. harina de trigo tamizada
  • 5 grs. de levadura
  • 1 huevo
  • 1 cdta. de aroma de vainilla
  • 12 galletas Oreo. Sólo la galleta, sin el relleno. Como son dobles, serían 24 galletas
  • 100 ml. de leche

Ingredientes para el relleno

  • El relleno de las 12 galletas Oreo
  • 100 ml de crema de leche

Ingredientes para el buttercream

  • 80 grs. mantequilla a temperatura ambiente
  • 160 grs. azúcar icing
  • 1 cda. sopera de leche

Preparación

Primero preparamos la masa de los cupcakes.

Picamos las galletas hasta que queden bastante finas. Como veis, antes les quité el relleno y lo guardé para preparar el relleno crema de los cupcakes.

Oreo para picar

Batimos en un bol la mantequilla con el azúcar, la esencia de esencia vainilla y la leche. Agregamos el huevo y seguimos batiendo.

Incorporar la harina, la galleta picada y la levadura y seguir batiendo.

Al batir. hay que tratar de que quede una masa muy aireada. Así quedarán más esponjosos.

Este es el aspecto, un poco feo, que tiene la masa con la galleta. Una vez cocida está infinitamente más presentable.

Masa cupcakes Oreo

Mientras el horno se calienta a 180º (160 si es un horno con ventilador) repartir la masa en los moldes de cupcake a los que previamente les habremos puesto una cápsula en cada uno.

Hornear durante 20-25 minutos. Sabréis que están listos porque al pincharlos con un palillo, éste sale limpio.

Preparamos la crema que servirá de relleno para los cupcakes.

Es muy sencilla: ponemos la crema de leche al fuego con el relleno de las galletas Oreo.

Sin parar de remover, esperamos a que empiece a hervir y justo en ese momento le apagamos el fuego. Ya está lista. He dicho que era sencilla, ¿no? 😉

Mientras los cupcakes se hornean y se enfrían podemos ir haciendo el buttercream.

Con el batidor de varillas mezclar todos los ingredientes durante unos 5 minutos a potencia media. Tiene que cambiar el color de la mezcla: si al principio era amarillenta por el color de la mantequilla, al batirla se volverá más cremosa y más blanca.

Cuando esté casi blanca ya estará lista.

Ahora tenemos los cupcakes horneados y fríos, la crema relleno y el buttercream en la manga.

Para rellenarlos conozco dos formas de hacerlo, una fácil y otra menos fácil. Yo escogí la menos fácil, para darle vidilla al asunto.

Cogemos un cuchillo con punta, lo clavamos en la parte superior del cupcake y tenemos que hacer un agujero como de 2 cms. de diámetro. Lo que saquemos con el cuchillo lo guardamos, que nos servirá de tapón.

En el agujero metemos la crema de relleno y tapamos con el pegotito que hemos sacado.

Rellenamos una manga con el buttercream y, para hacer esa decoración, usad una boquilla tipo la 129 de Wilton (es una estrella con un punto en medio).

No haremos un churro largo dándole vueltas al cupcake. Tenemos que hacer círculos concéntricos de piquitos, de fuera hacia dentro hasta tenerlo totalmente cubierto: poniendo la manga en vertical en un punto, apretamos hasta que salga un poco con forma de flor y soltar. Justo al lado hacer lo mismo e ir completando toda la superficie.

Imagen

¿Véis? Queda como si fuera un ramito de flores diminutas.

¡¡Muy rococó!!

º0º

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: